LOS PUEBLOS
   
 
Escanilla, Lamata y Abizanda destacan por haber conservado intacta la arquitectura tradicional en las casas y en otros edificios, tanto religiosos como civiles, debido en buena medida al mantenimiento de la economía agraria. Ligüerre de Cinca, después de décadas abandonado, ha sido rehabilitado como Centro de Vacaciones por UGT.

Tal vez lo más representativo de Lamata son los pozos, cada casa dispone de uno normalmente dentro de una construcción en piedra. Indican una economía autosuficiente. En Casa Arasanz el pozo está decorado con un rostro en  la salida del agua. En Abizanda además se conserva el pozo árabe. En Escanilla, el pueblo gira en torno a la plaza en la que destaca la impresionante fachada de Casa Mora.
 
Abizanda
Abizanda
Ligüerre de Cinca
Escanilla
Lamata, al fondo Cotiella
Pozo en Casa Arasanz. Lamata
Ventana en Casa Arasanz. Lamata
Escanilla
Pulse sobre las fotografías para ampliarlas
Escanilla